18 abr. 2009

¿ QUÉ SON LAS ETS Ó ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL?





Como su nombre lo indica son enfermedades que atacan los órganos sexuales y se conocen comúnmente como enfermedades venéreas.


Una de las ETS más conocida es el SIDA significa (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida) que recibió oficialmente este nombre en 1982, Antes fue conocido como la (peste rosa) por las manchas de color rosácea que aparecían en el cuerpo del infectado. Cabe destacar que no existe un tratamiento para erradicar esta enfermedad pero sí para retrasar la evolución y dar una mayor calidad de vida al enfermo; este virus ataca el sistema inmune y deja el organismo expuesto a distintos tipos de enfermedades y canceres especialmente mortales. Se transmite por el contacto sexual, por la leche materna por transfusiones de sangre y por compartir agujas.




En Romanos (1:26-32) leemos: “Por esto DIOS los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, y de igual modo también los hombres , dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío. Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a DIOS los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no conviene; estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas engaños y malignidades; murmuradores, detractores aborrecedores de DIOS, injuriosos soberbios, altivos, inventores de maldades, desleales sin afecto natural, implacables , sin misericordia; quienes habiendo entendido el juicio de DIOS que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no solo las hacen sino que también se complacen con los que las practican.

Esta palabra viene a confirmar lo que muchos pensamos sobre estas enfermedades que son un JUICIO DE DIOS porque ÉL es el ÚNICO creador de todo cuanto existe y eso incluye a la humanidad por supuesto.

Pero el hombre sigue siendo terco y prefiere seguir creyendo que puede vivir sin su creador, sin la persona que más le ama y le amará por la eternidad. Desaprovecha su inteligencia creyendo que tiene una solución a todos sus problemas y cuando se da cuenta que no hay tal, como es el caso de esta enfermedad le culpan hasta afirmar que DIOS es injusto por permitir estas cosas .




Me pregunto ¿Dónde queda la consecuencia de nuestros actos?
Ciertamente si venimos al PADRE el nos perdonará y nos limpiará con su preciosa sangre pero no es menos cierto que la consecuencia de nuestros actos debemos asumirla y que la aparición de estas enfermedades forma parte de estas consecuencias. Por eso animo a sobretodo a los jóvenes de las iglesias a mantenerse puros para DIOS a vivir realmente para Él, a entender que debemos servirle cada día y que la vida cristiana no es otra cosa que practicar lo que dice su palabra.